Y me dormí en sus brazos a la luz de la luna...

La noche brillaba de la manera más hermosa concedida, las olas peleaban ferozmente contra las rocas, lucha que con certeza acabaría en empate… las estrellas lo cubrían todo con su hermoso manto, protectoras de un corazón que escondía millones de secretos…

La playa estaba preciosa quizás por la luna llena, quizás porque en ese día todo era especial…

En el pueblo, millones de casitas y edificios repletos de luz y de vida, y en el paseo marítimo, miles de personas disfrutando de un tiempo que sabían que tenían que aprovechar…

Y si echabas la vista al mar una fuerza gobernadora de todo cubría el horizonte, al mirar a lo lejos un sentimiento de miedo y atracción invadió todo mi cuerpo, pero él, la persona que caminaba a mi lado, me agarró la mano como sabedor de lo que mi cabeza pensaba, le mire a los ojos, esos ojos llenos de brillo que no podía dejar de mirar y me embobe pensando lo buenos que habían sido aquellos meses…

Nos tumbamos en la arena y comenzamos a construir castillos de ilusiones, tejimos telarañas con los deseos que cada día invadían nuestros sueños, rozamos la locura con la punta de los dedos, bailamos sobre el agua canciones que solo el amor puede inventar…

Y me dormí en sus brazos a la luz de la luna... Con las olas rozándonos los pies, el ruido de un mar que nos gobierna y la magia de un amanecer...




1 comentarios:

Priscilla (: dijo...

"Y me dormí en sus brazos a la luz de la luna... Con las olas rozándonos los pies, el ruido de un mar que nos gobierna y la magia de un amanecer..." Que bonita frase :D ME encanta!
Besitos!

Publicar un comentario

No te olvides de enseñarme como se sueña de verdad...